sábado, 8 de marzo de 2008

¿Alguna vez han escuchado el dolor?
Es como la música que se pega al tímpano
Aquella sin voz que te deja sentir sólo el sonido artificial de un órgano
El latido constante que te lleva a la decepción, que te revuelve el estómago y las tripas encienden las turbinas del alma.

4 comentarios:

Raúl H. Pérez dijo...

Confieso que sí.

karla marrufo dijo...

yo también...

frutsy dijo...

totalmente atinado, definitivamente sí

Lulú dijo...

Lo peor es que no sólo ha entrado por las orejas. Que ni qué.