jueves, 3 de abril de 2008

DEL POR QUÉ BAILO SOLA

Mi padre me ha regalado unas superbocinas. Un ex me ha heredado buena música. Otro dejó libros atracados en mi pared. El teclado de mi lap desliza mis dedos hacia la pantalla creando una danza con las palabras. Me siento desnuda, libre, loca. Egon Schiele en la pared me dibuja con su mirada. Intento imitar a la Salomé de Von Stuck. La verdad es que en gran parte del movimiento de mi cuerpo se debe a Bjork.

3 comentarios:

Mr. dijo...

Siempre supe que en las pinturas de Schiele una pierna tuya estaba, tu cadera desnuda. Ese rizo a un lado de la oreja también me lo hizo saber. Y luego Vargas Llosa narrandote, exquisita como siempre. Aquel martes, mientras te ibas sobre la 60, ya sabía que bailabas sola. Desde entonces lo sabía. Así que es un post algo atrasado, pero no fuera de lugar.

Sory dijo...

¿Quién eres?

Sebastián dijo...

Cuando dices que gran parte del vaivén o meneo de tu soma se debe a Bjork, me impactas contra una verdad.
Yo piensiento que los dedos son la lengua y alalengua un sólo dedo. En efecto, el impacto es que concuerdo, con denuedo, en que aproximadamente el 50% de mi personalidad deisidemonia se
debe a la música que me posea
(de a/mar).
Esto lo pensé hace mucho y recién ahora lo conecto.